La terapia regresiva consiste en conseguir a través de diferentes técnicas de relajación, que el paciente acceda a su memoria inconsciente, reviviendo en el presente aquello que le causó dolor o trauma en el pasado y que actualmente está incidiendo de manera negativa. De esta manera conseguimos liberarlos y crear nuevos enfoques y patrones de conducta más satisfactoria.

La persona que está en regresión no pierde la conciencia en ningún momento, por lo que al salir de ese estado recuerda perfectamente todo lo revivido y siente sus efectos sanadores.

La terapia regresiva hace que el paciente tome conciencia de lo que realmente le ocurre, obteniendo de este modo las soluciones y los cambios más satisfactorios en su momento presente. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted